Translate

Google+ Followers

martes, 4 de noviembre de 2014

¿Qué no es el arte para ti?




ARTE ¿Qué es el arte? En realidad todos tenemos una idea formada y clara de lo que es el arte, pero
¿tenemos tan bien definido qué no lo es? Desde comienzos de siglo XX, cuando Picasso pintó su obra “Las señoritas de Avignon” donde persigue una idea que no pretendía encontrar la belleza, si no más bien la provocación, no solo con el tema pues el cuadro representa un burdel, también con la forma de pintar, tanto Picasso como Braque manifestaban su intención de rellenar los espacios con la masa pictórica como lo haría un albañil. Nada, pues, hay de aspiraciones idílicas ni de virtuosismos o alardes técnicos, que consideraban trasnochados y propios de otra época. El artista empieza a utilizar el arte de la provocación de una forma absoluta, tanto en el concepto como en la forma.



Esta es la primera gran revolución estética del siglo XX, que marca un hito histórico, después de muchos siglos.


En la segunda acometida entre las convulsiones del arte en su proceso de crecimiento hay que reconocer su valor a Wassily Kandinsky en 1910, con su primera acuarela abstracta, Abstracción nº1, la pintura se despoja de un concepto representativo, y éste pasa a ser puramente expresivo. Su autor elabora un vademecum artístico describiendo la capacidad expresiva de los elementos del lenguaje visual, y lo lleva a la praxis. Sus manchas y formas  se articulan creando, descubriendo, un universo conceptual nunca antes imaginado.


Abstracción nº1. Wassili Kandinsky. 1910.
"El negro es como el silencio del cuerpo después de la muerte, el final de la vida". - Wassily Kandinsky, 1911. Kandinsky, que era un músico consumado, dijo una vez: "El color es el teclado, los ojos son las armonías, el alma es el piano con muchas cuerdas. El artista es la mano que toca, toca una tecla u otra, para causar vibraciones en el alma". El concepto de que el color y la armonía musical se vinculan tiene una larga historia, desde estudios científicos como, por ejemplo, de Sir Isaac Newton. Kandinsky utiliza el color en un tono de forma muy teórica con la asociación de timbre (el carácter del sonido), el tono con el tono y la saturación con el volumen del sonido. Incluso afirmó que "cuando vio el color oyó la música”. Ésta concepción del arte de Kandinsky pone de manifiesto que entendía el arte como una forma de expresión de sentimientos y sensaciones más que una propia descripción, por lo que veía las artes plásticas con semejante paralelismo con la música. Las artes plásticas adquieren -y en este caso la pintura- a partir de este momento histórico la capacidad de ser la expresión del alma más directa, como la música y la poesía.


La tercera revolución del concepto artístico, y ésta es definitiva, se la debemos a Marcel Duchamp. Él crea un nuevo género artístico-plástico, el ready made. El primero de ellos, "El botellero", es un simple objeto cotidiano, austero y hasta rudo, que se convierte en obra de arte en ese justo momento en que pierde esa funcionalidad que le dio su razón de ser, cuando Duchamp lo coloca sin ninguna manipulación en una sala de arte, desprovisto de botellas y de su contexto más natural.


El botellero. Marcel Duchamp. 1914.
Por supuesto que esta nueva visión no cerró las puertas de las artes plásticas como la pintura o la escultura, pero sí recaba la importancia sobre el hecho conceptual en relación con el puramente técnico.

El arte es un objeto sin una función claramente definida. A lo sumo, el arte puede resultar un buen canal expresivo, pero nunca ha de constituir un único objetivo de orden comunicativo. Pero ésta cuestión expresiva se puede resolver con una simple actitud, por parte del artista, por ejemplo, es decir, si el arte tuviera una función nítidamente comunicativa estaríamos hablando de publicidad.

A menudo se escucha no me gusta éste o aquel artista, no lo entiendo. Esta es una razón que siempre se atribuye a artistas abstractos. Algo hay que nos hace suponer que comprendemos lo que el pintor realista, o al menos figurativo, nos quiere decir,  ¿acaso estamos suponiendo que esa imagen corresponde únicamente a lo que representa y que no lleva implícito un lenguaje cifrado y que poco a poco podemos descubrir? No hay que hacer ese tipo de lecturas donde a una obra artística se le otorga un significado en relación directa, unívoca, con aquello que representa.

Por otro lado si consideramos que una obra es Arte sólo debido a su calidad técnica, oficio, ¿no estaríamos hablando de un buen oficio artesano?

Vuelvo de nuevo a la pregunta inicial: ¿qué es el arte? O mejor dicho, ¿qué no es arte para ti?

Bibliografía.
- Para las imágenes:

  • http://www.artespain.com/grandes-obras/%E2%80%9Clas-senoritas-de-avignon%E2%80%9D-obra-con-la-que-picasso-revoluciono-el-mundo-del-arte/
  • http://piquio.com/guiate-por-la-razon/creacion/ampliar.php?Id_contenido=380
  • http://www.koult.es/2010/06/vestidos-bailarines-y-maquinas-pintoras/
- Citas:
  • http://es.wikipedia.org/wiki/Vasili_Kandinski




4 comentarios:

  1. Muy interesante, Mª José. En la feria del libro me compré un libro de aforismos de Braque, a ver si un día te leo algunos en el estudio, mientras pintas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Alfonso, me encantará. Me gusta mucho leer escritos sobre arte de los propios artistas, saber lo que piensan y cómo elaboran su discurso artístico. Seguro que es muy interesante. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¿La seducción del metalenguaje? Me temo que tengo un concepto romántico y decadente del arte. Escuchando una Séptima sinfonía de Beethoven hace muchos años en el mágico entorno del Palacio de Carlos V, pensé que sólo el arte puede redimirnos de la barbarie. Escuchando la "Sacre du printemps" de Stravinsky lo imagino como una forma de interpretar ciertas fuerzas telúricas, misteriosas, femeninas (perdón por la bobada), cyas claves hemos olvidado hace mucho. Leyendo la novela del XIX pienso que sin el arte casi nada merecería la pena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Antonio!! La historia del arte es un resumen de la búsqueda de la belleza. Durante muchos siglos esta se identificaba con la presencia de la armonía, especialmente, y en la mayoría de autores en relacion a la composición. Ello implicaba por supuesto un mensaje implícito. Pero en el siglo XX se redime al arte de ser bello, y se valora más la capacidad comunicadora de las preocupaciones humanas de que puede ser portador el arte. Una nueva opción que se rebela contra el virtuosismo y utiliza con mayor frecuencia el contraste y la tosquedad como una herramienta más de provocación en esta aspiración de crear cuestiones abiertas, de preguntas directas más que de respuestas. Pensemos en obras como "El Guernica" o "El papa Inocencio X" (de Francis Bacon). Duchamp abrió la espoleta del concepto artístico como único portador de esta comunicación. Con ello eliminó, a mi parecer, el placer de la contemplación de la obra de arte. La contemplación entendida como contexto comunicativo. Simplificándolo, a un nivel de abstracción conceptual, hasta unos límites peligrosos que nos puede sumergir en la confusión. Realmente tienes razón, estimado Juan Antonio B, el arte pueda redimir de la barbarie pero dependerá de cada caso concreto y del observador, de su sensibilidad. En ocasiones el arte es maltratado por la barbarie. Sin embargo, esta belleza clásica que refieres, puede redimir a las personas que por su sensibilidad se ven afectadas por las agresiones del siglo XX, haciéndonos llegar esas sensaciones tan motivadoras.
      Mi desconocimiento de la música no me permite establecer un paralelismo con música clásica del siglo XX pero me pregunto qué opinas de composiciones musicales de música clásica contemporánea y si crees que esta puede redimirnos de la barbarie.
      Encantada de intercambiar opiniones contigo, una abrazo.

      Eliminar